Día 1: Ilumina el comienzo: La palabra, la Luz y la vida

LEE

“En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba con Dios en el principio. Por medio de él todas las cosas fueron creadas; sin él, nada de lo creado llegó a existir. En él estaba la vida, y la vida era la luz de la humanidad. Esta luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no han podido extinguirla…  Esa luz verdadera, la que alumbra a todo ser humano, venía a este mundo. El que era la luz ya estaba en el mundo, y el mundo fue creado por medio de él, pero el mundo no lo reconoció.  Vino a lo que era suyo, pero los suyos no lo recibieron.  Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios.  Estos no nacen de la sangre, ni por deseos naturales, ni por voluntad humana, sino que nacen de Dios. Y el Verbo se hizo hombre y habitó[b] entre nosotros. Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.”  – Juan 1: 1-5, 9-14 (NVI)

¿Sabías que la historia de Navidad no empieza cuando Gabriel visitó a María? De hecho, empieza mucho antes de eso…  ¡Al principio! Así es, el génesis de esta historia se encuentra en el libro de Génesis, desde la creación misma. Génesis 1:1-3 (NVI énfasis agregado) dice: “Dios,en el principio, creó los cielos y la tierra. La tierra era un caos total, las tinieblas cubrían el abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. Y dijo Dios: «¡Que exista la luz!» Y la luz llegó a existir.”

Entonces, tú puedes estar preguntándote, ¿dónde está la historia de Navidad en este pasaje? ¡Fácil! Es la primera referencia al tema de la única Navidad: ¡Jesús!

Verás, Juan 1:1 (NVI, énfasis agregado) nos dice, “En el principio era el Verbo…” La palabra griega aquí para Verbo es logos. El concepto de logos es honestamente impresionante. La forma más sencilla de explicarlo es que logos es la razón detrás de algo. Básicamente, el término describe una colección de cosas organizadas en el pensamiento y expresadas en palabras. Es decir, los antiguos pensadores e influyentes griegos estaban preocupados por responder las preguntas mas importantes de la realidad. Ellos querían encontrar la verdad suprema, el propósito y la comprensión detrás de todo. Aquí es donde entró el logos. Para los griegos, el logos era la razón universal que se encuentra en todas las cosas que dan vida y significado al universo.

En la cultura hebrea, esta idea se refiere a la fuerza impulsadora de la actividad creativa y la voluntad de Dios. Entonces, el logos es la razón detrás de todas las cosas, la fuerza impulsadora de su identidad y propósito.

¿Qué tiene esto que ver con la Navidad? Bueno, ¡la Palabra de la que leemos en Juan 1 está hablando de Jesús! Mira en Juan 1:1-3 (NVI, énfasis agregado): “En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios. Él estaba con Dios desde el principio. Por medio de Él todas las cosas fueron creadas; sin Él, nada de lo creado llegó a existir.

Jesús es la encarnación viviente de la Palabra de Dios. Él es Dios encarnado. Él es Aquél que proclamó la voluntad de Dios para que existiera el principio (Génesis 1: 1-2; Salmo 33:9; Hebreos 11:3). Él es el carácter, el corazón, la voluntad y la mente de Dios revelada al mundo. Él es, como creía el pueblo Judío, la fuerza impulsora de la actividad y la voluntad de Dios, dando identidad y valor a todas las cosas y, como creían los griegos, la razón universal inherente a todas las cosas (Juan 1:3). El es la ley obligatoria que sostiene todo lo que existe (Colosenses 1:15-17). dando un propósito a todas las cosas.

Pero no se detiene ahí. Juan 1: 14 (NVI) dice que el Verbo que sostiene al universo unido y a través del cual toda la creación llegó a existir, “se hizo carne y habito entre nosotros”. De esto se trata la temporada navideña. ¡Dios se hizo hombre! ¿Por qué? Porque, “En Él estaba la vida, y la vida era la luz de todo el género humano” (Juan 1: 4 NVI) y porque Él es la “luz verdadera que alumbra a todos” (Juan 1:9 NVI).

¿Entendiste eso? Aquel que dijo “Sea la luz” vino a traer luz a nuestros corazones y vidas para que “quien le siga [a ÉL] no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12 NVI).

Jesús es la luz del mundo, la luz que creó la vida, sostiene la vida, y da la vida en su máxima plenitud (Juan 10:10). El vino para que “todos los que le recibieron, a los que creyeron en Su nombre” “se convirtieran en hijos de Dios” (Juan 1:12 NVI).

Mañana, sabremos por qué Él tuvo que venir, pero por ahora podemos regocijarnos en el hecho de que Jesús, el que hizo todo y da identidad a todo (la PALABRA) y la fuerza impulsora de la creación, que da propósito a todo (la LUZ) nos ama tanto que nos abrió camino para ir al cielo y pasar la eternidad con Él, para experimentar una vida plena y rica aquí y ahora, y para encontrar la verdadera pertenencia como parte de Su familia (la VIDA).

DEJA ENTRAR LA LUZ

El logos: aquello que dio vida y significado al universo

“En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, Y el Verbo era Dios” Juan 1: 1 (NVI)

La biblia nos dice que Dios es un Dios personal que da sentido a todas las cosas. El ama y esta profundamente envuelto con Su creación. Mientras nos preparamos para celebrar la Navidad, recuerda que Jesús vino a la tierra y “habitó entre nosotros” (Juan 1:14 NVI) para que pudiéramos conocer a Dios, tener una relación con Él y encontrar un verdadero significado y propósito.

DEJA BRILLAR LA LUZ

Jesús vino a la tierra para ser una luz para nuestro mundo. ¡Cuéntale a alguien hoy como Jesús cambió tu vida!

About the Author

Danny Saavedra

Danny Saavedra is a licensed minister who has served on staff at Calvary since 2012, managing the Calvary Devotional and digital discipleship resources. He has a Master of Arts in Pastoral Counseling and Master of Divinity in Pastoral Ministry from Liberty Theological Seminary. His wife Stephanie, son Jude, and daughter Zoe share a love of Star Wars, good food, having friends over for dinner, and studying the Word together as a family.  

Live Now!

Watch Live

Watch Live in EnglishTraducción al Español